Cómo quitar las manchas de sangre

Evalúa Guarda Comparte

Hay algunos tipos de manchas que son temidas por todo el mundo, y curiosamente, muchas de ellas se deben a su pigmentación. Entre las más temidas encontramos las manchas de sangre. Además existen muchos motivos por los que mancharnos de sangre, a veces no nos damos cuenta y tenemos pequeñas heridas que pueden causar grandes manchas, o por ejemplo aquellas personas que tienden a sangrar por la nariz pueden tener problemas con este asunto.

A continuación te daremos algunos consejos sobre cómo quitar manchas de sangre de cualquier superficie para que no tengas que preocuparte por ellas. Pero sin duda hay una cuestión antes de nada para estas situaciones. Y es que lo más importante es actuar con rapidez. El mayor problema con las manchas de sangre viene cuando se seca, y pasa a ser mucho más difícil de limpiar. Por eso nos centraremos en aquellas manchas más difíciles.

El milagro del agua oxigenada

Seguro que existen cientos de productos para la limpieza destinados a machas como las de sangre, secas y difíciles de eliminar por completo. Pero sin lugar a dudas nada tiene que envidiar el método con agua oxigenada, a la altura de los mejores productos. Además el método de aplicación y lavado es muy sencillo.

Lo primero que debemos hacer es aplicar el agua oxigenada directamente sobre la mancha. Esto provocará dos reacciones beneficiosas, por una parte mediante el óxido del agua eliminamos los microorganismos que se encuentran en la sangre, además del efecto de blanqueamiento que tiene sobre la ropa. Tras dejarla actuar pondremos la prenda en remojo para enjuagarla sin llegar a frotar para no extender la mancha. Para asegurarnos de eliminar cualquier resto, si lavamos la prenda con agua y jabón neutro desaparecerá por completo.

Otros trucos

Ya hemos podido comprobar que el agua oxigenada es de los mejores productos para este tipo de manchas, puesto que actúa directamente contra la sangre. Pero hay otros métodos que pueden ser de utilidad si no disponemos de agua oxigenada. Además algunos de estos trucos están destinados a manchas en superficies como alfombras, muebles, etc. Algunos de estos trucos son el uso de agua, bien con sal o con hielo. La primera nos dará muy buenos resultados con colchones o superficies que no podamos meter en la lavadora, se formará una pasta con la sal que aplicaremos en la mancha y dejaremos actuar. Con un trapo empapado en agua con hielo podremos limpiar superficies como muebles. Un elemento que puede servirnos es la pasta de dientes. Dejándola secar sobre la mancha tiene efectos parecidos al agua oxigenada pero sin el efecto blanqueador de esta.


Foto: Pixabay

Lee también: Cómo quitar las manchas de vino

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

31 − 26 =

Comentarios