Con amor y paciencia: Cómo dormir a un bebé

Evalúa Guarda Comparte

Cuando tomaste la decisión de tener un hijo, seguramente nadie te contó cómo dormir a un bebé. Por muy lamentable que se escuche, los pequeñitos no cierran los ojos cuando tienen sueño y ya, hay que establecer un proceso o técnicas para favorecer su descanso.

Lo que sí es indispensable es identificar cuándo es el mejor momento para que comience a dormir. De acuerdo al portal Mi bebé y yo, la hora más adecuada para su sueño es entre las 7:00 y 9:00 de la noche. Pero estamos hablando de un recién nacido, por lo que la misma investigación afirma que, de las 24 horas del día, debe dormir unas 16.

Por supuesto, una "guagua" no duerme 16 horas seguidas, sino en diferentes periodos, quizás seis o siete. Esto ocurre en sus primeras ocho semanas. Con el pasar del tiempo, este intervalo disminuye a cuatro o cinco. Y tras sus 6 meses de vida, lo más correcto es que entren en profundo descanso toda la noche (12 horas), junto a unas pequeñas siestas de hora y media o dos, durante la mañana y tarde.

Ya teniendo más información sobre los parámetros y horarios a cumplir... presta atención:

Cómo dormir a un bebé en 3 sabias técnicas

En tus brazos

Cuando un bebé quiero dormir en los brazos de su familiar más cercano, normalmente la madre, es porque en esta edad (de 0 a 1 año) anhelan el contacto físico. Posiblemente desean tomar la mano, una parte del cabello o incluso una oreja.

Lo más aconsejable en esta etapa es que la mamá diseñe una especie de "ritual" donde ambos comparten el llamado momento de dormir. Lo importante es velar por el descanso del pequeño. Más adelante, se le debe enseñar que, en ocasiones, se puede sustituir este "ritual" por un cuento o una canción de cuna.

En el cochecito

Desde que están en su gestación, los bebé se acostumbran al constante movimiento de su mamá. Y a pesar de esto, descansan. Dormir a un bebé en su cochecito es algo similar, ya que el suave avance lo tranquiliza hasta que alcanza el sueño. Después, por normalidad del crecimiento, él mismo se dará cuenta que puede dormir sin necesidad del cochecito.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es sleep4.jpeg
Pexels

Cuando despierta por las noches

El motivo más común por el que un bebé despierta a media madrugada es por hambre. Luego de amamantarlo o darle su biberón puedes aplicar la técnica del contacto físico, aunque sentir el seno de su madre será más que suficiente y se quedará dormido en poco tiempo.

Pero cuando se trata de frío, el escenario cambia. Por los movimientos, el bebé tiende a destaparse y la baja temperatura puede interrumpir su sueño. Lo ideal es abrigarlo adecuadamente (sin aprisionarlo) para que sienta calorcito si se despoja de su manta, con la que en ocasiones también se enreda e incomoda.

Lee también: Cómo amamantar a tu bebé correctamente: 4 posiciones

Evalúa el artículo
Compártelo
Comentarios
Respuestas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

+ 44 = 52

Comentarios